Aislantes térmicos con fibras de lana

El 22 y 23 de febrero estuvimos en Laguna Blanca, provincia de Río Negro dando cierre al proyecto PROCODAS Mincyt  “Relevamiento y generación de procesos y productos para la elaboración de aislantes térmicos, a partir de fibras de origen animal de bajo valor de mercado. Región sur, provincia de Río Negro”.

Laguna Blanca. Paraje situado a 181 km de la ciudad de Bariloche.

El proyecto tuvo distintas actividades que se vienen trabajando hace un año, una síntesis de ellas:

> Relevamiento de sistemas de aislación, técnicas de procesamiento de lana empleadas para aislación y construcción de las viviendas situadas en Laguna Blanca y Línea Sur de Río Negro.
> Recolección y evaluación de la materia prima. Evaluación de la situación local de productores y circuito comercial de la materia prima.
> Desarrollo de herramientas para el procesamiento de fibras (abridora y afieltradora de agujas)
> Fabricación de muestras y posteriores ensayos para evaluación de conductividad térmica.
> Evaluación de producto y técnicas empleadas.
> Taller de fabricación de aislantes con las técnicas mejoradas. Instalación en viviendas.

Este proyecto estuvo integrado por INTA-IPAF Región Patagonia quien llevó la dirección técnica, la Comisión de Fomento de Laguna Blanca como entidad beneficiaria y representante de las familias de productores y artesanos de Laguna Blanca, el INIBIOMA y el Centro INTI Diseño Industrial brindando apoyo técnico.

Durante el taller, los participantes pudieron conocer con más detalles las actividades y resultados que se obtuvieron durante el proyecto y las ventajas que implica el uso de aislantes en la vivienda. Asimismo, nos pudieron comentar sobre las dificultades y problemas que enfrentan durante la época invernal y los costos significativos que implica la calefacción de una vivienda. Problema que puede ser disminuido aplicando métodos de aislación.

En la Región Sur de la Provincia de Río Negro las viviendas rurales de la estepa no contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores desde el punto de vista social, económico y ambiental. Si bien las paredes son de adobe y las aberturas son pequeñas, se detectan grandes pérdidas de temperatura a través de los techos de las mismas que en general están construidos con chapa cartón o galvanizada sin aislación adicional.

Otro factor es la disponibilidad de lana en la zona, una de las actividades más importantes de las familias es la producción ovina. En este escenario se presentan dos situaciones: por un lado, la fibra es vendida a un precio muy bajo a los acopiadores. Por otro lado, las fibras “no vellón” y de color negro se entierran, queman o se venden a un precio muy bajo ya que no es útil para hilandería industrial. Para este sistema de aislación, se pueden utilizar lanas de baja calidad, pudiendo de esta manera darle valor a fibras difíciles de introducir en el mercado y poder utilizar las fibras que se descartan.

Preparación de fibras. Lavado artesanal.

Preparación de fibras. Apertura.

Elaboración de mantos con agujado.

Durante la última jornada se realizó la aislación de una de las viviendas donde los vecinos de Laguna Blanca pudieron presenciar y colaborar durante la actividad. Creemos que es el punto de partida para avanzar y continuar aplicando este sistema al resto de las viviendas del paraje.

Aislación de vivienda.

Ester y Enrique, dueños de la vivienda.

Más información en http://objetofieltro.blogs.inti.gob.ar/2017/02/17/elaboracion-de-aislantes-termicos/